Alimentación: La dieta y la hidratación previa son fundamentales. ¡Pero también lo son el día de la carrera! No te olvides de tomar agua.
Ritmo:  10 kilómetros pueden hacerse largos. Cambiar de ritmo y de estrategia pueden llevarte a una fatiga prematura. Seguir tu estrategia inicial siempre va a ser la mejor opción
Elongar: Antes de empezar la maratón y sobre todo después de la carrera. Hacelo al menos 15 minutos para regenerar tu cuerpo.